Header Ads

Balean a mascota que frustró un asalto a un comerciante

Esta es la historia de “Pipo", un hermoso perrito que cuidaba las calles de Independencia (distrito de Lima), y ante cualquier eventualidad el perrito ladraba y alarmaba a los vecinos.

Esta vez el travieso can vio cómo forcejeaban a un humilde comerciante a manos de delincuentes, y al tratar de ayudarlo sufrió un disparo en la cabeza que casi le quita la vida.

Según relatan los testigos, era cerca de las 10:30 a. m. cuando Luis Laura Gómez (52), un comerciante de embutidos, y su hijo se disponían a subir a su vehículo para distribuir mercadería en una bodega ubicada entre las manzanas K y L del asentamiento humano San Juan de Dios, en El Ermitaño Alto.

En ese momento, un exrecluso identificado como Michael Callata, acompañado de otro delincuente apodado “Tubero”, se acercaron y encañonaron al comerciante, pero este no se dejó. Entonces, empezó un forcejeo entre Luis Laura y Callata, quien disparó hasta en tres oportunidades, pero ninguna bala le cayó al microempresario.

Sin embargo, recibió un golpe en la cabeza con la pistola, por lo que terminó completamente ensangrentado. Al presenciar ello, el hijo de Luis Laura entregó todo el dinero a los delincuentes a fin de que no suceda una peor tragedia.

Callata huyó pero fue ahí cuando el perro le atacó en la pierna, por lo que, sin ningún remordimiento, le disparó en la cabeza. Ahora, el estado de salud del can es muy delicado, pues sus familiares no han podido juntar el dinero para operarlo.

La bala aún se encuentra alojada dentro del cuerpo del animal, quien se encuentra muy grave. “Mi perrito terminó con un orificio entre la nuca y las orejitas”, señaló Gustavo Sovero (25), quien pide apoyo para que pueda llevarlo a una veterinaria de inmediato.

Para cualquier ayuda, puede comunicarse al 975234887.

No hay comentarios.